EL ÚLTIMO TRIMESTRE Y LOS HITOS DE TU PLAN DE MARKETING.

24.10.2018

En pleno último trimestre del año, se avecinan fechas muy relevantes para las ventas y debes estar preparada.  Si eres de las más aplicadas, ya tendrás las acciones que llevarás a cabo recogidas en tu Plan de Marketing, en cuyo caso tomate este post como un repaso y entona un ¡bien por mi! Si eres de las rezagadas, tranquila, todavía estás a tiempo de poner en marcha acciones que coincidan con algunos de los hitos más importantes del año. Ready? Pues agárrate a esa taza de cáfe, y vamos allá!

 

Sin prisa pero sin pausa avanzamos sin remedio hacia meses llenos de actividad. En pleno curso académico, y dejando atrás los buenos propósitos, los nuevos hábitos empiezan a quedarse en eso, solamente buenos propósitos. La rutina se está apoderando de nosotros, poco a poco, y como digo, nos acercamos sin remedio a una vorágine de gastos y compras.  Y en todo este mar, miles de marcas lanzando algunas de las campañas más agresivas y potentes del año.  Agotador. ¿No crees? 

 

Aprovecha el hito pero persigue la diferenciación.

 

Aquí está la chicha de la cuestión, y por supuesto, cada vez es más difícil.  Pero me he propuesto dar con algunas soluciones, y recoger algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para alcanzar ese objetivo: diferenciarte aprovechando la ocasión.  

 

Lo primero: el calendario. 

 

BLACK FRIDAY (23 de noviembre). Un hito de ventas importado del continente americano que cada vez tiene más adeptos y presencia en nuestro país.  Para muchos el último viernes de noviembre es el pistoletazo de salida de las compras navideñas, que aprovechan la infinidad de ofertas y promociones que las marcas lanzan este día. 

 

CYBER MONDAY (26 de noviembre) El lunes siguiente al 'Viernes Negro' es el turno en especial de las ventas online.  Es el día de las compras por internet por excelencia, y lo más habitual es encontrar las mejores ofertas en las principales tiendas online. 

 

NAVIDAD (25 de diciembre, 5 de enero). La época dorada de las compras. A todos los niveles y afectando a prácticamente todos los sectores.  A nadie se le escapa que con la llegada de las fiestas, tocará rascarse el bolsillo y hacer compras y más compras: compromisos, trabajo, amigos, familia... lo más fácil es encontrar el motivo, pero luego todo se complica. Para muchos es una de las mejores épocas del año, para otros la pesadilla de la que parece imposible escapar. 

 

Todas estas fechas tienen mucho en común:

 

- Son hitos sociales: ya están lo suficientemente implantados en la sociedad como para ser identificados por todos como fechas relevantes, ante las que tomar partido y posición. 

 

- Son hitos de venta: para una gran mayoría se consideran momentos significativos en sus compras, y ya son muchos los compradores que modifican sus hábitos de consumo en relación a estas fechas. Es habitual encontrase situaciones como: 'Tengo que comprarme un ordenador nuevo, pero esperaré al Black Friday'. 

 

- La promoción, la oferta, el factor precio: como herramienta incentivo del consumo, se emplean tácticas agresivas de comunicación y venta muy enfocadas en el precio.  Se genera la urgencia y se provoca cada vez más, una compra por impulso.

 

¿Dónde se esconden las oportunidades? 

 

Siento repetirme. Pero las oportunidades están en los valores, en los mensajes, en la misión y en la visión de tu marca, en el modo que tienes de ver las cosas, y en cómo estás dispuesta a conseguir tus objetivos. La diferenciación está en la esencia estratégica de tu marca, y esa misma tiene que estar en todas y cada una de las acciones que desarrolles. 

 

Dos ideas concretas:

 

1. Si tu producto es de calidad, huye del factor precio: en un mar revuelto de ofertas y políticas agresivas de precios, combate con la COHERENCIA. Por el foco en las características de tu producto, y aprovecha el hito para ahondar en la calidad, en el servicio, en la experiencia, pero nunca en el precio. 

 

2. Un mensaje a contracorriente: en función de los valores y del tono de tu marca, estas fechas pueden ser la oportunidad perfecta para reivindicar tu visión de marca. Aprovecha el 'horror vacui' de ofertones para lanzar un mensaje de impacto y reflexión.

 

 

Y para cerrar, inspiración importada. 

 

¿Conoces el BUY NOTHING DAY? Se celebra el mismo (23 de noviembre) y es, para muchos, el día de 'no comprar nada', manifestando su descontento y réplica al incentivo de compras que se hace patente con el Black Friday. El movimiento Buy Nothing Day tiene su origen en Vancouver, Canadá, en el año 1992 de la mano del artista Ted Dave, y recoge el descontento de una minoría (cada vez mayor) contra el consumismo. 

 

 

'Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo'. Albert Einstein.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload